lunes, 22 de diciembre de 2008

Daba: Aranjuez, desde la retaguardia



Mi hermano me había estado “machacando” durante los últimos tres meses que ésta era la mejor carrera y que tenía que acompañar como fuese a los pataliebre. Tras seis meses sin atarme las zapatillas, en un estado físico muy bajo, y sin casi nada de preparación, a última hora me decidí a dar un paseo por la villa de Aranjuez, y aunque me sigan molestando un poco las agujetas mientras escribo este texto, tengo que reconocer que José Antonio tenía razón, es una carrera en la que si no la has disfrutado es que no has ido.

A pesar de mi ritmo cansino, 7’14” km, que los tres km por el parque me pareciesen 7 y llegar con muy poca gente por detrás, tengo que decir que me fui con muy buen sabor de boca.

Gracias a una organización muy competitiva, a un ambiente festivo que casi se podía tocar con los dedos, y a un circuito bastante llano, la carrera de Aranjuez se ha marcado con letras de oro en mi agenda. Espero que el próximo año, los asuntos personales, el tabaco y las salidas nocturnas me dejen prepararme para poder superar esos 74 minutos que tuve que emplear para recorrer los 10 km de los más agradables que han sufrido mis piernas. El buen tiempo y la hora de salida, 12h, hicieron el resto para dejar el domingo como un día difícil de recordar

Y como siempre, lo mejor el tercer tiempo. Con Juan, Tito,Jorge, Migueliño,Jota, Carmen,Pilar, Eva y l@s respectiv@s parejas, además de la chavalería que nos acompañaba. Qué bien entró la cervecita fresquita.

El próximo objetivo, empezar la San Silvestre Vallecana y ver hasta dónde llegamos.

Feliz Navidad y 2009

Daba

2 comentarios:

Jose Sen-Sey dijo...

Daba Eres un artista. Me ha gustado mucho tu crónica. Haber si así poco a poco, te vamos liando para el negocio este. Gracias por venir.

Pilarin,rin,rin dijo...

David,apenas se notaba lo de tus salidas nocturnas(solo por tus gafas modelo "quenosemenotekeheestadodemarcha");lo mejor,ese cigarrito deseado desde antes de llegar a la meta.Un beso fuerte y lo mismo nos encontramos en la sansil.