sábado, 22 de noviembre de 2008

Entrenamientos Pataliebre: Visita al Paraiso: El Monte del Pardo.

Hoy nos vamos hasta unas de las joyas, que tenemos en la capital. El magestuoso Monte de El Pardo.

Tenemos la suerte de que vivimos a escasos 800 metros del monte de El Pardo, por su vertiente Sureste.   Aparte de que se disfruta físicamente, tambien tiene su efecto beneficioso, mental y anímicamente. Cuando uno viene de hacerse su tiradita bastante dura por sus contínuos repechos, parece que de verdad se carga la energía positiva, por el olor a jara en pleno mes de Noviembre, y el Silencio, del bosque.

Salimos desde Ventisquero de la Condesa, enfrente del Ruber, y nos vamos direccíon Avenida de Arroyofresno , buscando el Centro Nacional de Golf. Que por cierto los muy Golf--  se han comido un trozo de camino del propio monte y han corrido la muralla de Patrimonio ,"algún metro". 
Y por la parte trasera donde está el campo de futbol de la Fundación, sale un camino pegado a los ultimos chalets, adentrandose en el monte del Pardo.

Ya a partir de ahí se empieza a empapar uno del aroma del bosque. Nos vamos por el camino ya marcado en el terreno, pegados a la muralla, hasta que se nos abre una puertezuela , para salvar un centro de tiro que hay, y en el momento que nos vuelva a dejar , volvemos a entrar en el bosque y continuamos con la muralla a la derecha nuesta, hasta que nos topamos de frente con la muralla de La Quinta y seguimos bordeandola. En un subir y bajar continuo atravesamos la carretera de entrada a la quinta y continuamos dirección norte. 

Cuando aproximadamente llevamos media hora de trayecto, nos encontramos la carretera de Fuencarral - El Pardo, justo en su famosa subida de la media maraton de nuesto distrito. Ahí ya no la dejamos hasta el barrio de Montecarmelo. Solo tiene un pero, el tráfico que tiene esta carretera, y que no tiene arcen, con lo que no venimos con mucha frecuencia a este 
circuito por su peligrosidad.

Ya en Montecarmelo nos dirigimos hasta la subida de la clínica Cemtro.  Para rematar el circuito con los últimos 600 metros exigentes.






Aqui veis a Jota en su salsa. 

2 comentarios:

jota dijo...

como me ha gustado esta cronica y ese comentario al campo de golf muy acertado. Ytu foto q pasa q no sales todo lo mono q tu quisieras.

Jose Sen-Sey dijo...

Jeje me alegro que te guste. La foto mia la guardo para cuando hagamos la quedada "quema-turrón", para no publicarla dos veces.