lunes, 23 de junio de 2008

San Lorenzo de El Escorial, el medio maratón mas bello y duro de la Comunidad de Madrid.


La noche del sabado, la pasamos en el Hostal El Piquio de Guadarrama, y no nos costó nada el acercarnos a San Lorenzo de El Escorial, es más por primera vez desde hace mucho tiempo , llegamos con bastante antelación a la salida, que llevando a los peques es un triunfo.
Allí nos esperaban yá, mi buén amigo Tito con sus muchachos, y Mayte. Que también se dieron el madrugón. Ya por la mañana a las nueve y media que era la salida se notaba que nos iba a hacer calor.

En la salida hubo una demostración de los paracaidistas, muy bonita.
Salimos Tito y yo juntos, durante los tres primeros kilómetros, y ya en la primera rampa me fuí hacia adelante a mi ritmo. La subida a el monte de Abantos , es muy dura ya que en seis kilómetros , desde el tres al nueve, subes 370 metros de altitud, pero una vez cogido el ritmo se llega a disfrutar las serpenteantes rampas del puerto. Y lo mejor sin duda el paisaje que se divisa, desde el monte. Es impresionante, más con el día claro que amaneció.

Lo peor para mi fué que este año en el kilometro cinco no nos dieron agu,a hasta el nueve, y claro hacia mucho calor, en la subida, y en ese tramo de seis kilometros no hay sombra, ya que es la zona del monte que quemó algún terrorista de la naturaleza, hace unos diez años.

Una vez que subes te queda una paz interior, que te hace sentir como un pajaro, con la vista tan preciosa, y en el mar de bosque, que te interna la carrera.

Ahí en el pico más alto me comí, el famoso plátano, que desde luego noté mucho en los tres ultimos kilometros, en forma de energia.

La bajada fué muy cómoda, disfrutando del bosque, y en el dieciseis nos estaba esperando mi mujer Bea, con los niños Pedro y Adrián, y Mayte con Sancho y Alvaro. Que te dá ese chute de ánimo para terminar apretando los dientes.

El final como me encontraba muy bien , ya que no forzé la maquina, fuí ganando ritmo y pasando corredores hasta el arco de meta. Acabando muy contento, en un puesto 109 con 1 hora 43 minutos. La organización chapeu, con dos camisetas , una de algodon y otra técnica.

El bueno de Tito, hizo muy buena carrera, ya que llevaba tres semanas sin entrenar nada, y logró subir el monte de Abantos, y llegar hasta el kilómetro 16, donde estaba la familia, pero se encontraba en la previa bastante tocado de los tobillos, y prefirió no forzar una lesión, ya que notaba cómo le aumentaba el dolor. Pero ya le he hecho saber que eso que hizo él, tiene mucho más mérito, que forzar y finalizar sufriendo inecesariamente. Ya que tambien hay que ser valientes para tomar la decisión.

Al final nos surtieron de una riquísima sandía y cervecita fresquita, que nos hizo olvidar el pesado calor, y el avituallamiento que nos faltó.

Merece la pena este medio maratón , aunque se sufra mucho. El año que viene , si Dios quiere , volveremos.


Nos acordamos mucho de los otros Pataliebre y nuestras Whitetowerpower , que sufrieron muchísimo, en Pozuelo, el desastroso calor de este domingo. Que no se venga abajo ese ánimo, que en esas plazas es muy dificil torear. El calor es horrible para correr, y si encima se empina la carretera, se te quitan las ganas. Pero adelante, ya teneis dos carreritas conseguidas del circuito Mapoma. Y ni se os ocurra mirar las marcas en estas carreras, son incomparables, por las condiciones.

Nos vemos pronto.

5 comentarios:

carmencita dijo...

hola chicos, enhorabuena por esa media maratón del infierno, lo nuestro debió ser un paseo celestial en comparación con vuestra hazaña. Muy buen tiempo, Jose, eres todo un profesional. A Tito también le felicito, efectivamente, a veces es mejor evitar una lesión aún mayor por forzar cuando el cuerpo te da señales de alerta. Yo de todas formas, hasta septiembre dudo que me presente a alguna carrera, y aunque por supuesto siga entrenando, tengo ya mis ojos en la media maratón de Alcalá prevista para octubre. Así que en septiembre habrá que dar caña, tiradas largas, series y todo lo que sea necesario. Espero que sigamos coincidiendo "ambos colectivos", pataliebres y whitetowers en estos acontecimientos. Como resumen personal de la temporada, me siento más que satisfecha y muy contenta de haber tomado este rumbo. Besos a todos.

(a finales de semana os pasaré la crónica de Pozuelo, para que haya tiempo para recoger los comentarios de esta media de El Escorial)

Jose Sen-Sey dijo...

Gracias Carmen. Me parece muy bien , primero que os hayais sumado a este rumbo. Y segundo que tengas yá ilusión de cara a la proxima temporada. Tambien queremos ir a Alcalá a correr la media, ya que nos han hablado muy bien de ella. Y te puedo decir , que también tengo ya en la cabeza metida la carrera de diez kilómetros de Aranjuez (serie oro) y mira si queda, hasta mediados de Diciembre. Pero es verdad somos así de raros.:-)
Os animo a que antes de todo esto,hay unas carreras muy buenas por el trato, o por la propia carrera en sí, que merece la pena probarlas en Agosto.
Ya os iremos contando.

Mucho ánimo y a pasar la calima lo mejor posible. Los entrenadores que he tenido dicen que en verano hay que bajar el pistón hasta pararlo incluso , para retomarlo con ganas en Septiembre...aunque nos cueste.

Besos runeros.

alfredo dijo...

Me estuve acordando de las dos carreras todo el día, en especial de la de El Escorial, ya que la hice el año pasado, dejándome un muy buen recuerdo, aun siendo la más dura de Madrid en esta distancia con diferencia. Igual de dura que de bonita, coincidiendo completamente con el comentario de Jose.
El tiempo de "El Maestro", impresionante, como no podía ser de otra forma. Olé!
Y a Tito decirle, como ya sabe, que una retirada a tiempo es una victoria, aunque nos cueste, y que hacer 16 km de esa carrera es como acabar entera la media de Getafe, por ejemplo, que las cuestas más fuertes que tiene son las tachuelas de los pasos de peatones.
Ahora a disfrutar del veranito y a no dejarse mucho, si se puede, y en septiembre, volver a empezar, como Garci.

scop (santi) dijo...

Enhorabuena Jasdu por esa buena carrera en terreno tan dificultoso, a Tito también por saber parar a tiempo, un paso que cuesta tanto dar cuando estás metido en faena.

Este verano tengo que entrenar mucho porque en octubre correré el maratón de Chicago.

Un abrazo y buen verano.

Jose Sen-Sey dijo...

Santi mucho ánimo para ese maratón.Que envidia sana que me dás. Un gran histórico. Otra vez que te has liado con la distancia. Me alegro mucho. Este año seguro que te sale muy bien, ya nos contarás. Un abrazo fuerte.